jueves, 7 de abril de 2011

Sin título

Berta Viteri me ha vuelto a sorprender una vez más, y ha escrito lo que llevaba tiempo rumiando en mi interior. Gracias Berta. Me cuesta escribir porque ya no hay nada a lo que le busque desesperadamente el sentido. Es como si hubiera recorrido esta habitación ya muchas veces. También he recorrido los momentos pasados. De ti he hablado hasta el agotamiento. Y es ahora cuando llega, probablemente, el momento de despedirme. Casi siempre vuelvo. Pero no sé cuánto tiempo pasará hasta que vuelva a echarte de menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada