domingo, 8 de mayo de 2011

Mira a los ojos

Mis alumnos lo dicen, lo reconocen... Con sus palabras, sus gestos pero saben perfectamente quién vale y quién no. Una vez oí una conferencia de un experto que afirmaba " (...) la educación de hoy día no necesita profesores sino testigos". Gente que haga lo que dice, en definitiva. Este actuar coherente, "rara avis" en la selva que nos envuelve, brilla por su ausencia. Decía un santo que "lo primero es el testimonio. El mundo admira, aplaude a los héroes, pero sigue a los santos". Este fin de semana me topé con lo desagradable que es convivir con la incoherencia, con la falsedad... Una pena. Cuando alguien no te mantenga la mirada, preocúpate, yo me di cuenta tarde. Otra vez sueños rotos, otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada