miércoles, 21 de abril de 2010

Feminicidio

Interesante reportaje de portada esta semana en el prestigioso, y nada sospechoso, "The Economist" en el que se denuncia las terribles consecuencias del aborto selectivo de niñas en China, la India y otros países asiáticos. Lo denominan sin complejos Gendercide (Generocidio-Feminicidio) que se define como la exterminación deliberada o el asesinato masivo género-selectivo de personas de un sexo concreto. Según el semanario británico cien millones de niñas han desaparecido del planeta tierra en los últimos años por el mero hecho de pertenecer al sexo femenino. Esto si es una clara desigualdad, silenciosa, violenta, macabra y cruel, que en muy pocas ocasiones encuentra semejante eco en la prensa internacional, y que atenta de forma flagrante contra los derechos humanos fundamentales. De hecho la cifra de cien millones fue calculada hace veinte años por el economista indio Amartya Sen. A día de hoy, con toda seguridad, serán muchas más. En el fondo esta dramática historia, al margen de los motivos por los que se practique, pone de relieve la tremenda crueldad del crimen del aborto. Ojo a la frasecita del semanario: "Para aquellos que se oponen al aborto esto es un asesinato en masa. Para los que, como este periódico, piensan que el aborto debe ser "seguro, legal y excepcional" (usando la denominación de Bill Clinton) dependiendo de las circunstancias, el resultado acumulado de tales acciones individuales para la sociedad no deja de ser catastrófico". Con la que está cayendo ahora mismo no podemos permitirnos el lujo de prescindir de 100 millones de personas. Y menos si la mayoría de ellas pertenecen al eterno genio femenino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada